Internacionales Turismo

El papa Francisco y un peregrino muy especial conmueven a Panamá

Mientras el luto y dolor embarga a Venezuela por los asesinatos a sangre fría de Maduro-



El papa Francisco, luego de su llegada ayer a Panamá, para asistir la Jornada Mundial de la Juventud, esta mañana ha desarrollado una agenda apretada.

Comenzó con su participación en la ceremonia de bienvenida organizada por el gobierno y la iglesia católica de Panamá.

En seguida se reunió con miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país canalero y con representantes de la sociedad.

Posteriormente participó en un encuentro con los obispos de Centroamerica.

Por la tarde, asistirá a la ceremonia de acogida los jóvenes de todos el mundo, previo a la Jornada Mundial de la Juventud.

Tras su arribo  a suelo panameño, y cuando se trasladaba el pontífice del aeropuerto Tocumen a la Nunciatura Apostólica, sucedió una situación que cobró protagonismo: un joven en silla de ruedas emergió entre la multitud para que pudiera ver pasar al Pontífice, que iba en su papamóvil.

El gesto de esa muchedumbre, que decidió ayudar al joven, se viralizó en forma de fotografía. La imagen pertenece a Carlos Yap, que la compartió en su cuenta de Instagram. Y el protagonista es Lucas, un joven de 17 años, que padece una parálisis mixta que le impide caminar, hablar y mover una de sus manos.

El Papa, advertido de la situación, le dio la bendición al peregrino.

La agencia Católica ACI Prensa contactó al fotógrafo. “Fue una bendición, fue estar en el momento indicado”, afirmó. Yap, que se dedica a retratar bodas, relató a ACI que no se dedica al fotoperiodismo, pero ayer decidió hacerle caso a unos amigos que lo invitaron justamente al lugar donde el Papa se iba a estar cambiando del automóvil en que venía del aeropuerto al papamóvil.

Fue y buscó un macetero que le permitiera ver mejor. “Se dio el momento que llegó súper rápido el Papa. Pensé que mi cámara me iba a fallar porque después de tres disparos como que se atasca un poco el disparador. Y justamente cuando fue el quinto, sexto disparo, pues esa fue la foto”.

“Cuando tomé la foto realmente no sabía que alguien había alzado a alguien que estaba al frente mío y que era la persona con discapacidad”. Recién se dio cuenta cuando bajó de ese macetero, porque vio la alegría de los amigos de Lucas, quien estaba “muy feliz, contento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *