Turismo

El docente desde la pedagogía del amor


Por Dr. Tomás Núñez

Dice Carlos Maturana: Todo sistema social humano se funda en el amor, en cualquiera de sus formas, que une a sus miembros, y el amor es la apertura de un espacio de existencia para el otro como ser humano.

Educar va más allá de una planificación curricular, de una docencia diaria, de una necesidad de conocer y aprender. La educación en todos sus procesos, necesita de la pedagogía del amor, que es darle un sentido humanístico al acto de educar. Todo quehacer educativo, toda acción docente, es y debe ser desde la pedagogía del amor.

La educación desde la pedagogía del amor es ver la naturaleza desde una ética ecológica, es interrelacionar naturaleza y literatura. Es percibir la literatura como otra expresión de la vida, para construir un pensamiento crítico y percibir un mundo cada día más armónico, un mundo donde la poesía, como dice: Vicente Aleixandre, tiene que ser humana, porque si no es humana, no es poesía. Pero, sobre todo, como dice el filósofo Tagore: «La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos».

Amor y educación tiene que ver con llegar a ser seres humanos creativos, trasformadores; llegar al tipo de ser humano que anhelamos ser, mientras enseñamos y aprendemos. La única ley de todo educador es amar a sus educandos, donde la Mediación Pedagógica es aprendizaje significativo, integral, lúdico, placentero y bello.

Por: Dr. Tomás Núñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *